Nadando en lo profundo


Despierten, recuerdos con nombres dedicados, el corazón sigue en hora ocho menos de lo marcado. Sonrían, niños vestidos de encanto, ojos que bailan radiantes, historias de alegría y llanto. Merienden, ese mango sacado del árbol, que pasa de mano en mano cambiando de verde a dorado. Jueguen, en sus bosques disfrazados, donde grandes y pequeños … Sigue leyendo Nadando en lo profundo